Foto de Mike Erskine en Unsplash
Foto de Mike Erskine en Unsplash

Festival de Storytelling Estratégico

La semana pasada, tal como os comentaba en este post se celebró el Festival de Storytelling Estratégico de los alumnos que hemos realizado el curso con César Castro.

Durante más de una hora y media pudimos disfrutar de las historias que todos los alumnos habíamos preparado durante los últimos meses.

Después de ver el festival un par de veces, estuve reflexionando acerca de los procesos y los aprendizajes que vamos enfrentando en nuestras vidas.

Llegué a una conclusión que, no por sabida es menos cierta. El trabajo hace al maestro, eso sí, para llegar a ser un maestro tienes que saber que estrategia has de seguir si no quieres cometer mil y un errores. Como dice Mónica Galán Bravo “Prefiero pagar por mis mentores que por mis errores”.

Al final, cualquier reto, responsabilidad o nueva destreza que queremos adquirir en nuestra vida profesional puede dividirse en 2 partes:

  • Aprendizaje: aquí es donde tienes que entender en que se basa, que objetivo es el que queremos conseguir y, muy importante, CÓMO conseguir ese objetivo. Tener una metodología es tener almíbar puro, una guía sobre los pasos esenciales que cubrir para cumplir.
  • Perfeccionamiento: repetición, medición y mejora. Esos son los 3 pilares que yo utilizo para perfeccionar cualquier destreza que quiera mejorar, tanto profesional como personalmente.

¿Cuántas veces hemos querido perfeccionar algo en lo que no teníamos unas bases sólidas para verificar nuestro conocimiento y/o nuestras aptitudes?

¿Cómo aplico esta estrategia a mi puesto como preventas? Por ejemplo, a la hora de empezar en una nueva compañía o tener que aprender un nuevo producto en mi empresa. Lo primero que hago es ENTENDER que hace el producto que vendemos, que PROBLEMAS SOLUCIONA. Una vez que tengo claro ese concepto, creo una presentación/demostración básica del producto, donde se cubran necesidades de nuestros clientes y creo un script que me ayude a seguir todos los pasos necesarios.

El siguiente paso es presentar esa demo a mis compañeros, y ahí empieza el trabajo de perfeccionamiento, el feedback de los compañeros es la mejor herramienta de medición ya que, en base a su experiencia, podemos incidir más o menos en las partes de nuestro discurso que necesiten mejorar.

Y por último, repetición, cuantas más veces repitas algo, mejor te va a salir. Es algo comprobado, REPITE y VENCERÁS.

Aquí os dejo video del Festival de Storytelling, espero que os guste y que lo disfrutéis tanto como lo hice yo!!

¡¡Espero vuestros comentarios en LinkedIn!!

Comparte el artículo

LinkedIn
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp